Tasas de pobreza regionales CASEN 2013

La Encuesta CASEN del año 2013 introdujo cambios metodológicos relevantes en el principal objetivo de medición de la encuesta, es decir, en la estimación de la tasa de pobreza. Estos cambios fueron el resultado de un proceso de revisión del instrumento llevado a cabo por comisiones, mesas técnicas y paneles de expertos; que entregaron como resultado una metodología que combina dos enfoques complementarios: la pobreza por ingresos y la pobreza multidimensional.

La pobreza por ingresos corresponde a la medición tradicional de pobreza que hace la Encuesta CASEN, sin embargo la forma de medición era la misma desde el año 1987. La versión 2013 presentó una actualización de la metodología para esta medición.

La pobreza multidimensional corresponde al nuevo enfoque que contempla la Encuesta, y permite identificar la situación de pobreza en que se encuentran los hogares y personas que sufren carencias en los ámbitos de educación, salud, trabajo, seguridad social y vivienda; aspectos que afectan su bienestar y calidad de vida.

Tabla 1. Tasas de pobreza por ingresos y multidimensional de hogares, regional y nacional.

Región

Pobreza por Ingresos, Nueva Metodología

 

Pobreza Multidimensional

Pobreza Extrema

Pobreza no extrema

Total pobreza

 

Arica y Parinacota

3,8

7,9

11,7

 

20,1

Tarapacá

2,0

5,5

7,5

 

14,3

Antofagasta

1,0

2,2

3,2

 

14,8

Atacama

1,7

4,4

6,1

 

20,3

Coquimbo

4,5

10,2

14,6

 

17,7

Valparaíso

3,9

9,7

13,6

 

14,0

Metropolitana

2,2

5,6

7,8

 

13,5

O'Higgins

4,2

10,0

14,2

 

17,6

Maule

5,4

15,3

20,7

 

18,5

Biobío

7,1

13,3

20,4

 

17,8

La Araucanía

9,0

16,2

25,1

 

23,7

Los Ríos

6,7

13,2

19,9

 

18,2

Los Lagos

4,9

10,9

15,8

 

21,9

Aysén

1,7

4,6

6,2

 

17,9

Magallanes

2,3

2,0

4,3

 

9,6

Total País

3,9

8,9

12,8

 

16,0

Fuente: Elaboración propia en base a Encuesta CASEN 2013, MDS

A nivel país, la pobreza por ingresos alcanza a un 12,8% de los hogares, en tanto la pobreza multidimensional afecta a un 16% de los hogares, sin embargo, al desagregar estas cifras por regiones, para la pobreza por ingresos se observa un patrón de comportamiento sobre el territorio que es posible identificar y asociar fácilmente con las características de las regiones. En el caso de la pobreza multidimensional en cambio, no se observa un patrón territorial tan claro. Sin embargo, al observar ambos indicadores en forma conjunta, se podría sugerir un patrón asociado al territorio.

Respecto a la pobreza por ingresos, se observa que las regiones del norte del país tienden a presentar tasas menores que las regiones de la zona centro sur, exceptuando las regiones extremas: la región de Antofagasta registra la menor tasa de hogares pobres, un 3,2%, en tanto las tasas más elevadas de este indicador corresponden a las regiones entre el Maule y Los Ríos, alcanzando el máximo la región de La Araucanía, con un 25,1%.

Figura 1. Tasa de pobreza por ingreso de hogares, regional.

Fuente: Elaboración propia, Sistema de Información Territorial y Estadísticas, BCN

Respecto a la tasa de pobreza multidimensional, no se observa una diferencia tan marcada entre las regiones del norte y las regiones del sur, sin embargo se observa la pobreza multidimensional tiende a ser mayor en las regiones al sur de la Metropolitana. Se podría pensar en un cierto patrón en torno a las regiones más céntricas -Metropolitana y Valparaíso- aunque se debería exceptuar a regiones extremas como Tarapacá y Magallanes, que registran tasas cercanas o menores que las citadas regiones del centro.

Claramente, la pobreza multidimensional no muestra el mismo patrón de la pobreza de ingresos.

Figura 2. Tasa de pobreza multidimensional de hogares, regional.

Fuente: Elaboración propia, Sistema de Información Territorial y Estadísticas, BCN

Al observar en forma conjunta ambos indicadores, se observa que la pobreza multidimensional tiende a superar a la pobreza de ingresos, especialmente en las regiones desde Arica y Parinacota hasta O´Higgins. En las regiones ubicadas entre el Maule y Los Ríos ocurre el fenómeno contrario, es decir, la tasa de pobreza supera a la tasa multidimensional. Se observa entonces un patrón diferente entre las regiones del norte, centro y extremo sur del país, versus las regiones del centro-sur. Además, en las regiones del norte –hasta Coquimbo- y las regiones del extremo sur, la brecha entre ambos indicadores tiende a ser más amplia, alcanzando la máxima diferencia para la región de Atacama, donde la pobreza multidimensional supera a la pobreza por ingresos en 14,2 puntos porcentuales. La diferencia más pequeña se registra en la región de Valparaíso, donde ambos indicadores están separados por sólo 0,4 puntos porcentuales.

Figura 3. Tasas de pobreza por ingresos y multidimensional de hogares, regional y nacional.

Fuente: Elaboración propia en base a Encuesta CASEN 2013, MDS

Debido a que la Encuesta CASEN es el instrumento con que se mide oficialmente la pobreza en Chile, resulta necesario que esta medición refleje la realidad de la manera más precisa posible. Por ello, la actualización de la metodología por ingresos apuntó a incorporar las mejores prácticas utilizadas a nivel mundial en este ámbito, dando cuenta así del actual nivel de desarrollo del país y de los estándares más altos que se ha impuesto la sociedad chilena.

Los principales cambios incorporados fueron la actualización de las líneas de pobreza y pobreza extrema, mediante la actualización de la Canasta Básica de Alimentos y de la Canasta Básica de Bienes y Servicios no Alimentarios. También se introdujo el uso de distintas líneas de pobreza, en función del tamaño de los hogares. Se eliminó el ajuste de los ingresos al Sistema de Cuentas Nacionales, y se amplió el uso del concepto de arriendo imputado al caso de las viviendas cedidas y en usufructo.

A diferencia de la metodología tradicional, en la nueva metodología la línea de pobreza no es per cápita, sino que se identifica la situación de pobreza del hogar comparando los ingresos totales del hogar con la correspondiente línea de pobreza o extrema pobreza según el tamaño del hogar.

Tabla 2. Valores de las líneas de pobreza y pobreza extrema por hogar según Nueva Metodología (2006-2013)

$ de noviembre de cada año

Número de personas en el hogar

Línea de pobreza extrema

Línea de pobreza

2006

2009

2011

2013

2006

2009

2011

2013

1

70.256

80.441

85.838

91.274

105.384

120.662

128.758

136.911

2

114.131

130.677

139.444

148.275

171.197

196.016

209.168

222.413

3

151.589

173.565

185.210

196.939

227.384

260.349

277.817

295.409

4

185.407

212.285

226.528

240.874

278.110

318.429

339.794

361.310

5

216.752

248.174

264.825

281.596

325.127

372.263

397.240

422.394

6

246.257

281.957

300.875

319.929

369.386

422.938

451.315

479.893

7

274.317

314.084

335.157

356.382

411.475

471.128

502.739

534.573

8

301.194

344.858

367.996

391.300

451.791

517.289

551.998

586.950

9

327.079

374.496

399.622

424.929

490.619

561.746

599.438

637.394

10

352.114

403.160

430.209

457.454

528.171

604.743

645.319

686.180

Fuente: CASEN 2013, Situación de la Pobreza en Chile

La tasa de pobreza multidimensional en tanto, centra el foco de la medición en un conjunto de factores relacionados con el bienestar y calidad de vida de los hogares. La metodología desarrollada para Chile considera cuatro dimensiones básicas: Educación, Salud, Trabajo/Seguridad Social y Vivienda. Este indicador, en conjunto con el Indicador de pobreza por ingresos, contribuye a enriquecer los procesos de diagnóstico, diseño y evaluación de la política social para apoyar a que los hogares superen la pobreza.

El indicador en sí, se compone a su vez de indicadores agrupados en cada una de las cuatro dimensiones que forman el indicador final, y cada uno de estos indicadores tiene igual ponderación en la medida multidimensional. Un hogar se considera en situación de pobreza multidimensional si presenta un 25% o más de carencias en los indicadores que componen la medida, lo que es equivalente a una dimensión completa.

Tabla 3. Dimensiones e indicadores de la tasa de pobreza multidimensional.

 

Dimensiones

Educación (25%)

Salud (25%)

Trabajo y Seguridad Social (25%)

Vivienda (25%)

Indicadores

Asistencia: no asiste a establecimiento educacional según edad (8,33%)

Malnutrición en niños/niñas: está desnutrido, en riesgo de desnutrición, con sobrepeso u obesidad (8,33%)

Ocupación: está desocupado (8,33%)

Hacinamiento: en el hogar hay 2,5 o más personas por dormitorio de uso exclusivo (8,33%)

Rezago Escolar: está retrasado en 2 o más años en estudios medios o básicos (8,33%)

Adscripción al Sistema de Salud: no está afiliado a sistema previsional de salud o seguro complementario (8,33%)

Seguridad Social: no cotiza en el sistema previsional (8,33%)

Estado de la Vivienda: el hogar reside en vivienda precaria, o en vivienda con muros, techos y/o piso en mal estado (8,33%)

Escolaridad: alcanzó menos años de estudio  respecto a los establecidos, de acuerdo a edad (8,33%)

Atención: no recibió atención en los últimos 3 meses  o no tuvo cobertura del sistema AUGE-GES (8,33%)

Jubilaciones: no percibe pensión contributiva o no contributiva (8,33%)

Servicios Básicos: el hogar reside en vivienda sin WC, llave dentro de la vivienda y agua según estándar urbano o rural (8,33%)

Fuente: CASEN 2013, Situación de la Pobreza en Chile

Conclusiones

La versión 2013 de la Encuesta CASEN introdujo cambios metodológicos relevantes en la estimación de la tasa de pobreza, que combina dos enfoques complementarios: la pobreza por ingresos y la pobreza multidimensional. La pobreza por ingresos corresponde a una medición actualizada de la metodología tradicional, en tanto que la mayor innovación al respecto corresponde al indicador de pobreza multidimensional, que se enfoca en aspectos que afectan el bienestar y calidad de vida de la población.

La desagregación regional de las tasas de pobreza, revela que la pobreza por ingresos presenta un patrón de comportamiento territorial fácilmente identificable con las características de las regiones. En cambio, para la pobreza multidimensional no se observa un patrón territorial tan claro. Sin embargo, al observar ambos indicadores en forma conjunta, se podría sugerir un patrón asociado al territorio: existen similitudes entre las regiones del norte, centro y extremo sur del país, versus las regiones del centro-sur (Maule, Biobío, La Araucanía y Los Ríos).