Emergencia Agrícola 2015 por los efectos de la Sequía

Las condiciones de sequía imperantes a finales del verano de 2015, provocaron una serie de problemas en el ámbito productivo agrícola. En este documento se resumen una caracterización geográfica respecto de la implicancia y solución que se pretende implementar a través del decreto que establece la emergencia agrícola en Chile.


La situación actual y el concepto de emergencia agrícola

Durante los últimos días de marzo de 2015, un total de 194 comunas en el país (54% del valor nacional), han sido declaradas en emergencia agrícola, como consecuencia de la sequía. En esta medida se han incorporado regiones y municipios poco tradicionales para este tipo de situaciones en nuestro país, como es el caso de la región de La Araucanía o la Región de Los Ríos.

Cabe señalar que el concepto de emergencia agrícola significa en términos prácticos, que el Ministerio de Agricultura puede disponer de mayor flexibilidad para adoptar medidas para administrar los fondos disponibles, generando partidas especiales, y reasignando fondos para combatir los efectos del evento climático. Con esta acción, y además del lanzamiento de un plan de regulación del agua que considera la creación de nuevas plantas desalinizadoras y la construcción de 8 embalses, se pretende avanzar en el abordaje de la prolongada sequía que ha venido afectando a extensas zonas de Chile.

Respecto de la distribución territorial, la emergencia abarca en algunos casos regiones completas, como las que se detallan a continuación: Coquimbo, Los Ríos, La Araucanía, y Los Lagos. En tanto, el resto de las regiones contempladas en el decreto tienen comprometidas una gran parte de sus comunas:

  • Valparaíso (86%),
  • Biobío (87%),
  • Atacama (66%, una importante porción de ellas vinculadas a la agroexportación)
  • Región Metropolitana (36%, prácticamente todas las que no forman parte del Gran Santiago).

Alcance y repercusión territorial de la emergencia

Si se considera el total de 30.443.210,89 hectáreas del país que poseen explotaciones agrícolas, la declaración de emergencia involucra una superficie de 16.820.055 hectáreas (55% del total país). Todo esto se torna aun más significativo si se considera que del total de explotaciones agrícolas involucradas por la emergencia, la cual alcanza a un número de 206.293 (73,5% del total nacional) Respecto de las repercusiones para la producción, la situación de sequía que experimenta el país involucra a distintos sistemas productivos y modelos de producción agraria. De esta manera, mientras en la región ambiental del Norte Chico, la presencia de producción orientada a la agroexportación posee una alta gravitación, en las regiones del sur del país se vincula con la producción de cereales y leguminosas, y la ganadería.

Por otra parte, uno de los temas más significativos por el impacto de la sequía en la zona sur de Chile se vincula con cultivos anuales, localizados principalmente en el Biobío y en La Araucanía, lugares en los que se concentra más del 61% de la superficie destinada a la producción de cereales en Chile. Esta importancia relativa, se ve incrementada en el caso de la producción de trigo harinero, rubro en el que este valor se incrementa hasta alcanzar entre ambas regiones casi las tres cuartas partes de la producción nacional (73%, 9.065.154 quintales cúbicos (qqm)).

Otra dimensión de la emergencia agrícola, se vincula con la actividad pecuaria, cuyo principal énfasis se concentra en las secciones norte y sur del área en emergencia, tal como lo plantean las cifras del censo agrícola del 2007. Por una parte, el ganado de tipo caprino se concentra mayoritariamente en la región natural del Norte Chico, incorporando entre la 3a y la 4a región de Chile más del 60% de la masa de ejemplares (433.307 cabezas).

Respecto de otros tipos de ganados, cabe señalar que desde la Región del Biobío y hasta la Región de los Lagos, se concentra el 75% de las cabezas bovinas del país (2.786.330 ejemplares), 39% del ganado nacional caballar (119.309 ejemplares), y 22% del total país de ganado ovino (882.957 ejemplares).

Anexos